Primer día en Edimburgo II: visitando el Castillo de Edimburgo

Cuatro días en Edimburgo y Glasgow
4. Primer día en Edimburgo II: visitando el Castillo de Edimburgo

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 01 The Esplanade 04
Edinburgh Castle, Edinburgh

Ya nos encontramos en la puerta del Castillo de Edimburgo (Edinburgh Castle), lo primero que nos llama la atención son dos estatuas flanqueando la entrada, que son nada más y nada menos que Robert I the Bruce y William Wallace (el segundo supongo que será más conocido que el primero, gracias a Age of Empires II y a Mel Gibson, y no a la enseñanza obligatoria desde luego). Robert I the Bruce fué rey de Escocia allá por el siglo XIV, pero sobre todo se le conoce por liderar a Escocia en las Guerras de Independencia contra Inglaterra, y aunque en Braveheart aparezca traicionando a William Wallace, sabed que esto nunca pasó. William Wallace, un poco más conocido, es algo así como el héroe nacional de Escocia, también lideró Escocia en las Guerras de Independencia, y derrotó a los ingleses en la Batalla de Stirling con un ejército muy inferior en número, aunque luego los destrozasen (debido a diversas conspiraciones y traiciones) en la Batalla de Falkirk.

Robert I the Bruce, Edinburgh Castle, Edinburgh William Wallace, Edinburgh Castle, Edinburgh
Robert I the Bruce & William Wallace, Edinburgh Castle, Edinburgh

Sin movernos del sitio, y alzando la vista, vemos el escudo de armas del Reino de Escocia (ahora es el escudo de armas del Reino Unido en suelo escocés), usado por primera vez por Guillermo I de Escocia en el siglo XII, junto a la frase latina “Nemo me impune lacessit”, el emblema de la Orden del Cardo (una orden de caballería asociada a Escocia) y de los Regimientos Escoceses del Ejército Británico, que significa “Nadie me ofende impunemente”.

Royal coat of arms of Scotland, Edinburgh Castle, Edinburgh
Royal coat of arms of Scotland, Edinburgh Castle, Edinburgh

Curiosidades aparte, entremos en el Castillo de una vez, atravesando dicha puerta, dejamos a mano derecha el puesto de venta de entradas, si no las tenéis aún, las podéis comprar aquí, en la página oficial del Castillo, también podéis ver los horarios. Si las queréis comprar allí directamente, preparaos para el sablazo, es el monumento más caro que hemos visitado nunca, unas 22£ (15 con carné joven), si las compráis por internet salen a mitad de precio, lástima no haberlo sabido entonces. Ya con nuestra entrada en la mano, seguimos cuesta arriba hacia la Puerta del Rastrillo (Portcullis Gate), la verdadera entrada al castillo, y sobre ésta, la Torre de Argyle (Argyle Tower), por el camino ya debemos empezar a apreciar las impresionantes vistas de la ciudad, que serán una constante a lo largo de toda la visita.

Edinburgh view from Edinburgh Castle, Edinburgh
Edinburgh view from Edinburgh Castle, Edinburgh

Una vez atravesada la Puerta del Rastrillo, a mano izquierda dejamos la Gran Escalera (Lang Stair), pero ya bajaremos por ella a la vuelta, ahora debemos usar el camino que se abrió para poder subir la munición de los cañones a lo alto del castillo más cómodamente. Seguimos hacia adelante pues, con nuestra visita; subimos por la cuesta que lleva a la cima del Castillo, la cual tiene forma de una especie de espiral, y a la derecha podremos ver la Batería de Argyle (Argyle Battery), construida en 1730 y compuesta por seis cañones de hierro fundido que pueden lanzar proyectiles de 18 libras (un poco más de 8 kilos). Impresionan mucho, si, aunque no tanto como Mons Meg, pero mejor no adelantar acontecimientos. También podemos ver al lado de la batería el Cobertizo para Carros (Cartshed).

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 04 Middle Ward 11 Argyle Battery
Argyle Battery, Edinburgh Castle, Edinburgh

Continuando un poco más nos encontramos a la derecha con un solitario cañón, el Cañón de la Una en Punto (One O’Clock Gun), un cañón que disparan todos los días a las 13’00 desde 1861, excepcionando los domingos, el Viernes Santo, y el Día de Navidad de cada año. Durante algunos periodos de las Guerras Mundiales no se disparó, y sólo una vez se ha disparado como acto bélico, en abril de 1916 mientras un zepelín alemán bombardeaba Edimburgo, lo usaron para ahuyentarlo y que no causase daños a la ciudad. Originalmente servía como señal para que los capitanes de barco (y cualquier persona que lo escuchase), pudiese poner su reloj en hora. Aunque el original era como los que aparecen en las películas de piratas, el cañón actual entró en servicio en 2001 y es un L118 Light Gun, un modelo que el ejército británico sigue usando en las guerras más recientes, como en Iraq y Afganistán.

One O'Clock Gun, Edinburgh Castle, Edinburgh
One O’Clock Gun, Edinburgh Castle, Edinburgh

“Al tercer día el cañón retumbó a la una en punto, causando el sobresalto de los ciudadanos y el revoloteo de las palomas que estaban posadas sobre los edificios”.
(Relato del primer cañonazo realizado el 7 de Junio de 1861 tras dos intentos fallidos)

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 04 Middle Ward 31 Edinburgh View
Edinburgh view from Edinburgh Castle, Edinburgh

Llegados a este punto, las vistas de la ciudad eran magníficas, veíamos todo el norte y el noreste de Edimburgo prácticamente, y así empezábamos a situar bien los sitios que íbamos a visitar más tarde, como Calton Hill, la colina que se ve a lo lejos con una torre y un intento de Partenón. Mi consejo aquí es que paréis un rato a disfrutar de las vistas de la ciudad, que merecen mucho la pena, podréis ver incluso los puentes de Forth en un día claro, asomando por encima de una pequeña montaña, ¿que no sabéis a qué puentes me refiero?, más adelante lo descubriréis.

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 05 National War Museum of Scotland 07
National War Museum of Scotland, Edinburgh Castle, Edinburgh

Seguimos con nuestro recorrido por la muralla del castillo, hasta llegar a uno de los muchos museos que se podían ver allí (y que estaban incluidos en el precio de la entrada, menos mal), el Museo Nacional de la Guerra (National War Museum), pero antes de entrar, si nos asomamos al balcón que hay justo enfrente, se ve un cementerio en la ladera del castillo, era bastante “curioso” ver las lápidas dispuestas allá abajo.

Cemetery view, Edinburgh Castle, Edinburgh
Cemetery view, Edinburgh Castle, Edinburgh

El edificio del museo se construyó originalmente como un almacén para el polvorín del castillo, más adelante se usó como hospital militar y como depósito de cadáveres (mmm), y desde 1933 alberga al museo. El museo es muy interesante, alberga la historia del ejército escocés desde que se fundó en el siglo XVII hasta nuestros días, con toda suerte de espadas, armas de fuego, banderas, insignias, e incluso máscaras anti-gas.

National War Museum of Scotland, Edinburgh Castle, Edinburgh
National War Museum of Scotland, Edinburgh Castle, Edinburgh

Saliendo del museo nos encontramos a uno de los gaiteros del castillo y la Sta. E se hizo una foto con él🙂 Más adelante, siguiendo el camino que lleva a la parte más alta, están dos de los edificios más importantes del castillo, la Residencia del Gobernador (Governor’s House), construida en 1742 para el gobernador del Castillo como su nombre indica, pero que no está abierta al público, y los Nuevos Barracones (New Barracks), construidos en 1799 para alojar a cerca de 600 soldados durante las Guerras Napoleónicas, que es sin duda el edificio más feo que vimos por allí.

Governor's House, Edinburgh Castle, Edinburgh
Governor’s House, Edinburgh Castle, Edinburgh

Dentro de los Nuevos Barracones, entrando por un lateral, se encuentra el Museo de los Royal Scots Dragoon Guards, el que sin duda más me gustó. Los Royal Scots Dragoon Guards son una fusión de dos regimientos de caballería escoceses que han participado en prácticamente todas las guerras. Entre los tesoros allí guardados se encuentran el Estandarte y el Águila del 45º de Infantería francesa, robados durante el primer ataque de la Batalla de Waterloo (aplauso aquí), y también la espada del sargento que los capturó. También se pueden encontrar banderas capturadas de los nazis y de los japoneses, junto con una katana e insignias de todo tipo. La verdad es que es un museo muy curioso, lástima no haber hecho más fotos.

Museum of Royal Scots Dragoon Guards, Edinburgh Castle, Edinburgh
Museum of Royal Scots Dragoon Guards, Edinburgh Castle, Edinburgh

Saliendo del museo nos encontramos con la subida al Patio Superior (Upper Ward), una cuesta que atraviesa la Puerta de Foog (Foog’s Gate), construida en el siglo XVII. Antes de subir la cuesta se puede visitar otro museo, el de los Royal Scots, el regimiento más antiguo del Ejército Británico, fundado en 1633. Nosotros no lo visitamos porque tampoco podíamos pasar allí toda la mañana, pero debe resultar igual de interesante que los demás, si alguien lo visita que me enseñe alguna foto o algo, lo agradeceré ^^

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 12 Middle Ward 08
Foog’s Gate & Museum of Royal Scots, Edinburgh Castle, Edinburgh

Una vez en el Patio Superior, nos encontramos con el edificio más antiguo de Edimburgo, la Capilla de Santa Margarita (St. Margaret’s Chapel), y con el cañón más grande que veréis nunca (al menos de los antiguos), el Mons Meg. El cañón, con nombre propio, es capaz de disparar proyectiles de medio metro de diámetro y 50 kilogramos de peso a más de 3 km, prueba de ello es que cuando lo dispararon durante la boda de María Estuardo con el Delfín de Francia (como celebración, claro), el proyectil fué encontrado más tarde en donde ahora se encuentra el Jardín Botánico, del que hablaremos más tarde. Cuando estéis en el Jardín Botánico acordaros de este hecho, para haceros una idea.

Mons Meg, Edinburgh Castle, Edinburgh
Mons Meg, Edinburgh Castle, Edinburgh

Construido en 1449 en Mons, Bélgica (de ahí su nombre), su verdadera historia comienza cuando en 1457 fué regalado a Jacobo II (James II of Scotland) por el Duque de Borgoña (Philippe III de Bourgogne). Hasta 1550 fué usado en las guerras, pero lo jubilaron debido a que se necesitaban 100 hombres para moverlo 5 km en un día, por lo que no salía muy rentable sacarlo de paseo, y pasó a usarse exclusivamente como cañón de salvas, como en la ocasión que conté antes de la boda de María Estuardo, de la que hablaremos más adelante en nuestra visita al Palacio de Holyrood (de ella, no de la boda).

St. Margaret's Chapel, Edinburgh Castle, Edinburgh
St. Margaret’s Chapel, Edinburgh Castle, Edinburgh

La Capilla de Santa Margarita, aunque bastante triste y pobre por fuera, es muy bonita por dentro. Como ya he mencionado antes, es el edificio más antiguo de Edimburgo, fué construida en 1130 por orden de David I, Rey de Escocia, en recuerdo de su madre, Santa Margarita, Reina de Escocia, que murió en el Castillo en 1093. Lo que más llama la atención es el arco de la entrada, la bóveda, y las vidrieras, añadidas en 1922 por el mismo que diseñó las vidrieras del Monumento a los Caídos de Escocia, el cual veremos más adelante en nuestra visita al Castillo. Las vidrieras del interior representan a William Wallace, San Niniano, San Andrés, San Columbano y, como no, a Santa Margarita, aunque con la cantidad de niñatos niños mal vigilados que había dentro en ese momento no pude hacerle fotos a todas😦 una pena.

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 31 St. Margaret's Chapel 04 20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 31 St. Margaret's Chapel 05
William Wallace & Saint Columbanus, St Margaret’s Chapel, Edinburgh Castle

Si nos asomamos en el balcón donde se encuentra Mons Meg, podremos ver una de las cosas más curiosas del Castillo: el Cementerio para Perros (Cemetery for Soldier’s Dogs), usado desde 1840 para enterrar a las mascotas del regimiento. Justo al lado nos encontramos de nuevo con la Gran Escalera, esta vez desde arriba, y con la Puerta del Rastrillo. Ha llegado el momento de entrar en la Torre de Argyle, justo encima de la Puerta del Rastrillo (donde nos pidieron las entradas), en ella se puede ver una maqueta del castillo, pinturas y objetos antiguos, y un cuadro representando el Último Sueño del Noveno Conde de Argyll, justo la noche antes de su ejecución por traicionar a Jacobo VII, en aquella misma torre.

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 36 Argyle Tower 12
Cemetery for Soldier’s Dogs & Argyle Tower, Edinburgh Castle, Edinburgh

Al salir de la Torre de Argyle, nos encontramos con la Batería de la Muralla Delantera (Forewall Battery), formada por cañones de hierro frabicados durante la época de Napoleón. Sobre la muralla se ve una cesta de hierro que servía para dar la señal de alarma prendiendo un fuego sobre ella, y justo al lado de los cañones hay un pozo, el Pozo Delantero (The Fore Well), que desde el siglo XIV hasta el XIX abastecía de agua al Castillo, hasta que abrieron el sistema actual de tuberías que trae agua desde la ciudad.

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 37 Forewall Battery 04
Forewall Battery, Edinburgh Castle, Edinburgh

Justo al lado de la Batería de la Muralla Delantera nos encontramos con más cañones, la Batería de Media Luna (Half-Moon Battery), que defienden el castillo desde una inusual muralla curva, y son las defensas más altas que podremos encontrar allí. Justo debajo de donde están los cañones se encuentran las ruinas de la Torre de David (David’s Tower), una torre que originalmente medía 30m de altura y que ordenó construir el Rey David (David II of Scotland) en 1365. Éste señor, era el hijo de Robert I the Bruce (el de la entrada, ese), y murió en el Castillo en 1371, cuando aún la torre no estaba terminada. Está enterrado en la Abadía de Holyrood, la cual visitaremos más adelante.

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 40 Half-Moon Battery 04
Half-Moon Battery, Edinburgh Castle, Edinburgh

Lo que se puede ver de la torre son sótanos usados como cuartel provisional durante los asedios, pero ni siquiera pertenecían a la Torre de David original, la única curiosidad es que ahí dentro guardaron los Honores de Escocia durante la 2ª Guerra Mundial, por si a los alemanes se les antojaban lo tuviesen difícil para encontrarlos. Hablando de los Honores de Escocia, ¿qué son exactamente?, pues son una Corona, un Cetro, y una Espada Ceremonial (de las que no tengo fotos porque estaba prohibido y estaba lleno de guardas U_U) que se usaban para coronar a los Reyes de Escocia desde la coronación de María Estuardo en 1543. Permanecieron desde 1707 a 1818 encerrados en un arcón hasta que Sir Walter Scott (otro personaje que está en todas partes, ya lo veréis) los volviese a sacar a la luz.

David's Tower Ruins, Edinburgh Castle, Edinburgh
David’s Tower Ruins, Edinburgh Castle, Edinburgh

Seguimos con nuestro recorrido, al salir de la Torre de David, podemos entrar al Palacio Real (Royal Palace) por la puerta de atrás, donde comienza la exposición dedicada a los Honores de Escocia que finaliza en la Cámara de la Corona, donde éstos se encuentran. Junto a los Honores de Escocia también se puede ver la Piedra del Destino, sobre la que se situaban los futuros Reyes de Escocia antes de ser coronados, en un lugar llamado Scone, hasta que en 1296 Eduardo I (Edward I of England, Hammer of the Scots), se lo llevó a la Abadía de Westminster, en Londres. En 1996 (hace bastante poco), fué devuelta a Escocia, y no se moverá de allí hasta que un nuevo Rey deba ser coronado (tampoco queda tanto jujuju). Podéis ver la Piedra del Destino aquí y los Honores de Escocia aquí, yo no hice fotos, no nos dejaron😦

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 45 The Honours 23
The Honours, Edinburgh Castle, Edinburgh

Al salir de la exposición, nos encontramos en la última parte del Castillo que vimos, la Plaza de la Corona (Crown Square), y junto con ella el Monumento Nacional a los Caídos de Escocia (Scottish National War Memorial), un memorial dedicado a todos los escoceses que dieron su vida en la I Guerra Mundial. De su interior no tengo fotos, estaba terminantemente prohibido, una pena porque es mi forma de acordarme de las cosas, de lo poco que me acuerdo es de que fué la parte que más nos gustó tanto a la Sta. E como a mí, había unas vidrieras muy “bonitas” y realistas con escenas de la Gran Guerra, muchas esculturas de bronce con la misma temática, libros y libros con los nombres de todos los escoceses caídos, y un monumento justo en el medio que no recuerdo de qué era. La verdad, si alguien consigue fotos de su interior en su visita de formale agradecería que me las mandase🙂

20090918 Edinburgh 09 Edinburgh Castle 46 Scottish National War Memorial 08
Scottish National War Memorial, Edinburgh Castle, Edinburgh

Y aquí acabó nuestra visita al Castillo de Edimburgo, creo que duró algo más de dos horas, pero bien podríamos haber echado allí dos horas más viendo los museos más detenidamente, las cárceles y el Palacio Real; por desgracia los días son cortos y Edimburgo es una ciudad con muchísimas cosas que ver, entre ellas las que muestro en la siguiente foto, The Hub, Camera Obscura, St Giles Cathedral y Tron Kirk (de derecha a izquierda), que se encuentran en la primera mitad de la Royal Mile. Nosotros aquél día continuamos así nuestra visita, y así lo haré yo aquí, pero eso ya en la siguiente entrada. Un saludo y hasta la próxima.

Edinburgh view from Edinburgh Castle, Edinburgh
Edinburgh view from Edinburgh Castle, Edinburgh

Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Edinburgh_Castle
Edinburgh Castle, Chris Tabraham, ed. Historic Scotland, 1-90-496655-5
A short history of Scotland, Richard Killeen, ed. Gill & Macmillan, 978-0717126453

Más fotos:
Edinburgh, Scotland, UK
Edinburgh: Edinburgh Castle

~ por Joaquín @ Tales of a Wanderer en 5 enero 2010.

6 comentarios to “Primer día en Edimburgo II: visitando el Castillo de Edimburgo”

  1. Una descripción muy detallada e interesante. Me ha gustado mucho.

  2. espero que sigas contando tu viaje muy pronto.en julio nos vamos a edimburgo y necesitamos un guia.

  3. Gracias Joaquín, por esta guía tan amena como documentada del Castillo de Edimburgo. Me voy con mi mujer, una semana en agosto a esta increíble ciudad coincidiendo con los distintos festivales que como sabes allí se celebran por esas fechas. Si consigo hacer algunas de las fotos que no pudiste hacer tú, me pondré en contacto contigo. Un saludo
    Ángel, de Santander

  4. @jossoriom:
    gracias🙂

    @laura:
    no te preocupes, antes de que te vayas habré terminado mi guía sobre Edimburgo, Glasgow y Londres ^^

    @Ángel:
    muchas gracias por tu comentario, por fin un lector al que no conozco personalmente🙂 la verdad es que si vas durante el Festival dicen que el ambiente cambia completamente, reservad con antelación y así no os llevaréis sorpresas que la población de Edimburgo durante ese mes se triplica ^^ un saludo y gracias por lo de las fotos🙂

  5. http://www.losviajeros.com/foros.php?p=1960967#1960967

    ¡ Hola Joaquín!
    me gustaría que echaras un vistazo al artículo que he redactado en el Portal losviajeros, en el que suelo escribir, sobre el Scottish National War Memorial, condensado de la propia página oficial, en inglés, del Castillo de Edimburgo, como complemento a tu excelente trabajo sobre el propio Castillo. Me temo que seguirán sin dejar hacer fotos dentro del edificio del Memorial: te lo contaré a la vuelta porque salimos para allá el 18 de agosto.
    Un saludo desde el lluvioso norte, por cierto ¿llevamos chubasquero o paraguas (o los dos)?
    gracias y saludos,

  6. Hola Ángel, muchas gracias por mandarme la información sobre el Memorial, es muy completo. Siento no responderte hasta ahora, he estado fuera y no he podido leerlo antes. La verdad es que os recomiendo llevar ambos, porque dependiendo del viento deberíais usar una cosa u otra. Espero que disfrutéis del viaje tanto o más que nosotros. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: